Roberto Passucci: “En Unión no hubo un solo dirigente con grandeza”

El ex jugador del Tatengue bancó a Leonardo Madelón tras su salida y opinó sobre las gestiones de los dirigentes. “Él me hablaba de lo difícil que era la relación con el presidente”, expresó.

Foto: Diario El Litoral

Roberto Passucci, ex jugador de Unión, se podría decir que vivió el momento más grande en la vida del club. Fue parte de aquel ascenso en el 89’ aunque recuerda con cierto dolor al Tatengue. Ahora vive en España, donde cumple fervientemente con la cuarentena obligatoria y busca nuevas tareas para aprender.

En diálogo con diario El Litoral, el ex mediocampista de Unión, habló sobre la salida de Leonardo Madelón, dio su opinión sobre las dirigencias que pasaron por el club y confesó sentir dolor por el Tatengue.

Leer más: No se cobrará el pack fútbol en Abril

El ahora entrenador, manifestó que el actual equipo de Unión juega igual que aquel once del 89’. “Su equipo, el que él (Leo Madelón) dirigió, jugaba muy parecido al nuestro del 89, con los marcadores de punta lanzados por los costados, presión asfixiante en la salida del rival para luego retroceder un poquito y enseguida, otra vez volver a apretar arriba. Nosotros jugábamos así. Yo a Leo lo quiero mucho, lo respeto y es mi amigo”, manifestó.

Así mismo, Passucci expresó que la salida de Madelón de la dirección técnica no le sorprendió en lo más mínimo. “El me hablaba de lo difícil que se le hacía el diálogo y el manejo con el presidente. Yo veía que estaba incómodo. Cuando un profesional del fútbol habla con alguien que no es del fútbol, que no entiende del fútbol y que toma decisiones proteccionistas y personales, la relación se tensa y termina siendo uno u otro. Y naturalmente se terminó yendo él”.

También habló sobre la oportunidad única que tuvo el Francés al volver a formar parte de la historia de Unión, chance que a otros ídolos del 89’ no se les dio. “Nuestro corazón quedó tan enganchado con el club y me siento con tanta capacidad para un montón de cosas, que me quedó el dolor. Pero no es la culpa del club, son las personas. Acá hubo una gran cantidad de dirigentes que no se dieron cuenta de cuál era el camino”

Luego agregó: “En vez de llamarnos y preguntarnos qué podíamos hacer por el club… Cualquier cosa: entrenador, coordinador de inferiores, secretario técnico, asesor del presidente… Eso se llama grandeza, buscar a la gente que te puede llevar a lo más alto porque sabe de qué manera hay que llegar a la cima. Y en Unión no hubo un solo dirigente con grandeza”