Faltan más de dos meses para las Primarias Abiertas, Obligatorias y Simultáneas de Santa Fe. Allí se decidirá quién será el nuevo gobernador, el intendente, los diputados y senadores. Será un año intenso en lo político y la gente ya lo sabe.

Pero la aparición de los primeros carteles en la ruta 168 entre Santa Fe y el desvío a Rincón sonaba demasiado apresurado. Sobre todo porque iba en contra de lo que establece la norma electoral. Se trata de candidatos que quieren instalarse, pero que chocan con lo que establecen las leyes.

Por eso, Nexodiario publicó el 10 de febrero fotos de los pasacalles que distintos candidatos del peronismo habían colocado sobre los puentes peatonales que cruzan la ruta. Apenas cinco días después de ese artículo, los mismos fueron removidos.

Es que según el artículo 22 de la ley 12.367, “la campaña para la elección primaria abierta deberá iniciarse treinta (30) días antes y deberá finalizar cuarenta y ocho (48) horas antes de la fecha fijada para la elección”. Teniendo en cuenta que el llamado es para el 28 de abril, algunos se habían adelantado de manera exagerada a ese plazo para sacar ventajas.

La trampa que usan los políticos para esquivar la norma es que sólo ponen su nombre, sin un cargo al que aspiran ser candidatos. De esa manera, argumentan que no es publicidad electoral, sino una mera propaganda, aunque en un lugar indebido. Una argucia legal, falsa desde todo punto de vista, para intentar zafar de algo evidente: la ilegalidad que implica empezar una campaña antes de tiempo.

María Eugenia Bielsa y Alejandra Obeid son quienes dominan la campaña ilegal con la mayor cantidad de carteles. Pero también hay de Claudia Giaccone y Leandro Busatto. Todos, representantes del peronismo.

Los carteles colgaban desde hacía semanas, pero la nota de este medio alertó a las autoridades. Finalmente fueron removidos.