El viernes por la noche, Colón perdió de local tras ocho fechas invicto en el Brigadier López. Es que Banfield lo madrugó y luego se ocupó de mantener el 1 a 0 que resultó definitivo. Pero para esa tarea tuvo un protagonista que se convirtió en la figura de la cancha: el arquero Iván Arboleda.

El colombiano de 22 años no sólo tapó pelotas fundamentales bajo los tres palos, sino que se convirtió en el líbero del Taladro, ante una defensa adelantada. En varias oportunidades salió a cortar arriesgando su físico y por eso terminó tanto en el piso, necesitando asistencia médica para continuar.

Tras su buena labor, un par de juveniles de Colón que fueron alcanza pelotas se acercaron a saludarlo y sacarse fotos, en una actitud que es poco común. La imagen fue reflejada por la transmisión oficial.

Ver más: Julio Comesaña: “Banfield dio un espectáculo vergonzoso”

Uno de ellos era el arquero que se desempeña en la octava división que fue campeona de AFA en 2018, el tostadense Máximo Cook. El pibe tiene al colombiano como uno de sus referenes, por eso le pidió una foto que luego publicó en Instagram.

Pero no terminaría todo ahí: Arboleda le escribió para agradecerle por la foto: “Muy buena crack. Estaba muerto”, le dijo el guardametas que terminó con una de sus piernas vendadas para poder seguir jugando. “¿De qué jugás?”, se interesó. “De arquero. Siempre te miré. El bochón que le sacaste a Quintero”, le contestó el pibe de Colón en referencia a un tiro libre que Arboleda le sacó del ángulo a su compatriota Juanfer Quintero, en el partido anterior de Banfield frente a River. “Qué grande!”, concluyó el colombiano que se tomó el tiempo de saludar al juvenil que sueña con llegar a primera.

Ver más: Volvieron las bombas de estruendo a Colón