Alejandra Locomotora Oliveras le indica qué golpes tirar y allí está el ministro Maximiliano Pullaro, de guantes en su despacho, haciéndole caso a la entrenadora. El simpático video se viralizó, pero hubo muchas críticas al respecto: “mientras arrecian los homicidios en Santa Fe y Rosario…”, escribe el ex jefe de la Unidad Regional I, Juan Ruíz. Otros imitaron su mensaje.

Sin embargo, Pullaro explicó el porqué de la presencia de la Locomotora: “Ayer recibí en mi despacho a Alejandra Oliveras, séxtuple campeona mundial de boxeo”, escribió en su cuenta de Twitter. Y agregó: “Un deporte que practiqué por años y que debí abandonar por mis obligaciones. Me trajo una propuesta extraordinaria para dar charlas de motivación a jóvenes basadas en la conducta y el sacrificio”.

Pullaro es uno de los ministros más criticados de la gestión de Miguel Lifschitz. Por eso, familiares de víctimas de homicidio juntan firmas para que renuncie y no asuma a la banca de la Cámara de Diputados provincial, donde ya fue electo. “Creo que ya debería haber renunciado. O el mismo gobernador debería ponerle una patada. Demostró una incapacidad para el puesto que ocupa hoy”, repite María Inés Masino, la mamá de Julio Cabal, el joven asesinado mientras trabajaba. Y completa: “El Ministro Pullaro no me recibió, no me vino a buscar él. Tocar el timbre sin prensa, sin nada. Humanamente. Si humanamente no es buena persona, ¿como va a ser buen diputado?”.

El video del ministro practicando boxeo en su despacho, distendido, generó una oleada de críticas, en medio de un clima tenso de inseguridad en la provincia.