Esta mañana, minutos antes de las 6, los bomberos acudieron a un llamado de emergencia por el incendio en una casa ubicada en Pje Galisteo al 2.000 en barrio Roque Sáenz Peña. 

Tras apagar el fuego, lamentablemente encontraron el cuerpo de Ernesto Gómez, un hombre de 52 años, que trabajaba en el área de mantenimiento del Hospital de Niños. 

El vecino que notó el humo y la presencia de los perros en la puerta llamó a los bomberos e intentó auxiliar a Gómez, pero no logró acceder a la vivienda.

Además, la pareja del hombre indicó que “últimamente no hacía caso para nada”, que tomaba mucho, pero que también era muy solidario y siempre ayudaba a los demás. También indicó que a simple vista, nota la ausencia de un televisor que había en el living.