El senador Carlos Reutemann salió en las últimas horas de la unidad de cuidados intensivos de una clínica de Rosario y pasó a una sala común al mejorar su estado de salud.

De acuerdo al último parte médico, el ex gobernador santafesino y ex piloto de Fórmula 1 ya no tiene signos de hemorragia digestiva, situación que lo había llevado a un estado crítico días atrás.

Este domingo se informó que el hombre de 79 años abandonó la terapia intensiva en la que permaneció durante seis días en Rosario, tras haber sido trasladado desde Sauce Viejo.

Mariana Reutemann, una de sus hijas, compartió una imagen en su cuenta de Twitter en la que se ve al senador nacional sentado en la cama del hospital leyendo un diario, conectado al suero.

Reutemann había ingresado el 6 de mayo a un sanatorio privado de Sauce Viejo, en las afueras de la ciudad de Santa Fe, para someterse a estudios médicos programados por un cuadro de anemia.

La situación se agravó a partir de un episodio de sangrado digestivo que le generó una descompensación hemodinámica, razón por la cual lo derivaron al sanatario Parque de Rosario, un establecimiento médico de alta complejidad.

El ex automovilista tiene antecedentes de enfermedades digestivas: en 2017 se sometió a una operación de cáncer de hígado en Nueva York, intervención que le dejó algunas secuelas.