Si bien todavía restan detalles, en Quilmes ya cuentan con la segunda incorporación de cara a lo que se viene. El club ya había sumado al volante izquierdo Emanuel Moreno, y en las últimas horas se aceleraron las charlas con Leonardo Rolón, el ex Vélez y Arsenal que viene de jugar en el ascenso mexicano. Rolón se convertiría en el segundo refuerzo, aunque no será el último.

Cada vez más convencido de que durante este 2020 jugará al fútbol y posiblemente por un ascenso, Quilmes avanza en el mercado de pases buscando reforzar su equipo ante la salida de varios futbolistas que han dejado la institución. Luego de que se terminaran sus respectivos contratos el pasado 30 de junio, ya no seguirán en el Cervecero Abel Masuero, Federico Álvarez, Gabriel Ramírez, Matías Noble ni Alejandro Altuna. Tampoco Raúl Lozano (se fue a préstamo a Huracán) ni Marcos Ledesma (fue vendido a un grupo empresario, que a su vez se lo vendió a Defensa y Justicia). Por ello, el DT Facundo Sava pidió refuerzos en distintos puestos de cara a la competencia que posiblemente se inicie a mediados del mes de octubre.

Ya hace algunas semanas se acordó todo con Emanuel Moreno, el volante izquierdo de 30 años que también puede jugar de lateral, y que llega de Guillermo Brown de Puerto Madryn, aunque recién firmó su contrato por dos años en las últimas horas. Y ahora se espera para poder concretar la firma del segundo refuerzo: el volante ofensivo Leonardo Rolón.

El carrilero de 25 años se inició en Vélez Sarsfield, pasó por Arsenal de Sarandí y continuó su carrera en el exterior, donde jugó en el Emelec de Ecuador, Deportes Iquique y Audax Italiano de Chile, y recientemente, en el Cafetaleros de Chiapas, de la segunda división de México.

Rolón además fue campeón del Sudamericano 2015 con la Selección Argentina Sub-20. El volante derecho que también ha jugado como lateral, habría recibido el llamado del propio Sava y tendría todo muy avanzado. Sólo restarían algunos detalles en el contrato para que se convierta en el segundo refuerzo de Quilmes.

Además se seguirán buscando variantes en el mercado de pases, teniendo en cuenta que en el transcurso de esta semana se espera a que se defina cómo se jugará el torneo de la Primera Nacional y cuáles serán los objetivos en disputa. La intención es sumar un volante de marca ante la salida de Gabriel Ramírez y Alejandro Altuna. En su momento se soñó con la vuelta de Francisco Cerro, que no renovó su contrato con Defensa y Justicia.

Sin embargo, el ex cervecero se sumará a Central Córdoba de Santiago del Estero, en su provincia natal (club que también le ganó la pulseada a Quilmes por Iván Ramírez, el volante que viene de jugar en Gimnasia y Esgrima de Mendoza).

Ahora el nombre apuntado es el de Matías Fritzler, que viene de jugar en Colón de Santa Fe y hoy está sin club. De todos modos y por tratarse de un futbolista cotizado, la idea de sumarlo irá de la mano con la posibilidad que Quilmes tenga en este 2020 de jugar por el ascenso.