Lerche: “Los mismos que me denunciaron en 2006 me pidieron que eche a Vignatti”

El ex presidente de Colón será llevado a juicio oral y público por administración fraudulenta. En diálogo con Doble Amarilla, Germán Lerche no se guardó nada.

Durante esta semana se terminaron las audiencias preventivas para presentar pruebas contra Germán Lerche. El abogado Ricardo Calvo Arrázola, querellante en la causa, presentó sus argumentos para llevar a juicio oral y público a Lerche y otros ex dirigentes de Colón. En diálogo con el sitio web Doble Amarilla, el ex presidente del Sabalero habló sobre su situación judicial y acusó sufrir una “persecución política”.

Lerche comenzó diciendo que pese a saber que irá a juicio oral y público por administración fraudulenta no se encuentra preocupado. “Tranquilo, realmente muy tranquilo. En definitiva, estamos en las puertas de un juicio oral, lo que no significa que lleguemos, porque aún faltan instancias. Tenemos tranquilidad porque lo que se pone en tela de juicio es una administración del club absolutamente transparente y blanca. Sé desde siempre que fui objeto de una persecución política que la han judicializado, eso lo tengo absolutamente probado y soy consciente. Todos los dirigentes, antes o después, seremos objeto de este tipo de cuestiones”, expresó.

Leer más: Desde Uruguay habría sondeado la situación del Pulga Rodríguez

El ex dirigente del Sabalero contó su versión de porqué presentó la renuncia en el club y confesó el delicado estado de salud que le generó el descenso de Colón. “Hace casi ocho años que me fui de Colón. ¿Vos crees que si hubiera habido alguna cosa importante en términos de infringir una ley penal hubieran pasado ocho años? Obviamente vamos a apelar. Hay otras cuestiones que tienen que ver con la persecución. Yo me fui de Colón por un pico de estrés, pedí una licencia y terminé renunciando. Colón se va al descenso con el torneo de 30 equipos, cinco o seis meses después de que yo me fui del club. Cuando el equipo se va a la B, un juez dictaminó un allanamiento a mi casa y de otros directivos el día después de eso. Eso es ponerte el descenso en la cabeza en ciudades como Santa Fe, Rosario o La Plata. A partir de ahí, estoy convencido de que hubo una persecución.

Los mismos que me denunciaron me pedían en 2006 que expulse a Vignatti del club. Yo nada de eso hice. Pero tampoco un juez instruyó la investigación penal. En Santa Fe, Colón y Unión ocupan más líneas de un diario que lo que pueda decir un gobernador de la Provincia a veces. Yo fui emergente de toda esa crisis. Quienes me denunciaron siete años después, eran quienes me decían que expulse a Vignatti para que no vuelva más al club”, expresó.


1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA