La triste descarga de un directivo del Moto GP: “Mi padre murió, no les interesan los mayores”

Óscar Haro, director deportivo del equipo LCR Honda, ha explicado la terrible muerte de su padre, al que tuvo que dejar ingresado en un hospital por coronavirus.

Óscar Haro, director deportivo del equipo LCR Honda, ha hablado en redes sociales sobre la muerte por coronavirus de su padre. Asegura que ha fallecido por falta de respiradores en plena crisis por la pandemia: “Nadie debería morir solo. Mi padre empezó a trabajar con 14 años hasta los 65. Nunca pidió nada. El miércoles le hacía falta un respirador para no morir y se lo denegaron”.

Continúa el relato emocionado de Haro: “Su médico -tremenda persona y profesional- me llamó con lágrimas para pedirme permiso para dejarle morir. Esta es la España que tenemos. Esta generación ha sido la que construyó este país, sus pantanos, carreteras, agricultura, trabajando 14 horas diarias, saliendo de una posguerra. Y los estamos dejando morir. Mi madre sigue encerrada en casa, sin poder abrazarla, besarla, consolarla, dio positivo y no quiere volver al hospital porque teme que también la dejen morir”.

“No entiendo que una persona como mi padre que lleva desde los 15 años trabajando, cotizando, se ha muerto porque no hay respiradores, porque no le han podido tratar más, porque hay una ley que dice que con más de 75 años ya no interesa cuidarlos y les dejan morir. Están muriendo todo el rato personas. Estamos diciendo que tenemos una Seguridad Social increíble cuando el personal sanitario no tiene ni guantes que ponerse”, lamenta.


DEJA UNA RESPUESTA