La madre de la beba fallecida ya la habría ofrecido a otras personas

Una nena de 11 meses murió en Santo Tomé, presuntamente de desnutrición, luego de que su mamá se la diera a una pareja para que la cuide.

La muerte de una bebé de 11 meses conmocionó a la región. La nena había sido entregada por la mamá en un cajero automático a una pareja, porque no la podía cuidar. Estaba desnutrida y, según trascendió de funcionarios, tenía droga en su cuerpo.

El hecho trágico sucedió el lunes por la tarde, cuando la mujer de 34 años que había agarrado la bebé se dio cuenta que se había desvanecido, la llevó a Servicios Médicos de Santo Tomé, pero no pudieron hacer nada para devolverle los signos vitales.

La pareja se encontró con la sorpresa cuando fue al cajero automático de la calle 25 de mayo, frente a la plaza. Allí la mujer estaba habitualmente pidiendo monedas y se supo que ya había intentado entregar a su hija más chica con anterioridad, porque decía que no podía mantenerla.

Esta vez una pareja se la recibió y un día después murió. La pareja quedó conmocionada y accedió a tenerla.

La policía los hizo declarar y luego fue a buscar a la madre. Encontró a uno de sus hijos en la zona de cajeros que le habían señalado y él le dijo dónde estaban sus padres: en barrio Costa Azul, un lugar muy pobre de Santo Tomé. Allí los encontraron y se los llevaron detenidos.