Los dueños de los boliches meten presión a las autoridades para que se les permita volver a trabajar lo antes posible. En ese marco, el intendente Emilio Jatón recibió a propietarios de locales bailables para dialogar sobre una posible vuelta a la actividad para el rubro.

El sector lleva más de un año y medio con las puertas cerradas y manifestaron que la situación es insostenible, ya que son los únicos que no pudieron reabrir.

La intención es que ambas partes puedan evaluar esa proposición y ajustarla a los requisitos de la autoridad sanitaria, que es quien determina las nuevas aperturas y su modalidad. En la misma, los propietarios de los locales explicarán en detalle cómo diagramarán la actividad para cumplir con todos los protocolos, reducir la capacidad de los locales y aplicar burbujas para evitar la transmisión.

Concluido el encuentro, el secretario general municipal, Mariano Granato, aseguró que se trató de una reunión muy productiva en la cual los empresarios pudieron expresar sus preocupaciones por el tiempo que llevan sin poder trabajar. Del mismo modo, estableció que el intendente Emilio Jatón puso todo su equipo a disposición para, a través del trabajo coordinado, encontrar una salida.

Granato recordó que desde el comienzo de las restricciones en el marco de la pandemia de Covid-19, el municipio dispuso la realización de reuniones con todos los sectores, para evaluar las particularidades de cada rubro. El secretario evaluó que esos espacios permitieron, en muchos casos, la vuelta a la actividad gracias a la elaboración de los protocolos correspondientes, ajustados a cada actividad.