La semana pasada se conoció la noticia de un importante operativo que acabó con el secuestro de casi 400 kilos de cocaína de máxima pureza y cinco personas detenidas.

Esta banda narco fue desbaratada en la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez y este martes fueron imputados por el tráfico de estupefacientes y lavado de activos. La segunda carátula fue luego de que se descubriera la posesión de 31 vehículos de alta gama, tres inmuebles y hasta una embarcación.

Durante la audiencia llevada a cabo en los tribunales federales de Rosari se acusó a los detenidos de integrar una banda narcocriminal que se dedicaba al tráfico y al almacenamiento internacional de cocaína.

Según el fiscal, los imputados, identificados como Gustavo N.; Sebastián R.; Jorgelina G.; María José N. y Matías T.; tenían roles asignados en distintas operaciones que realizaron entre septiembre de 2019 a junio de 2021 de tráfico y almacenamiento de estupefacientes en las provincias de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires y Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Según la acusación a la que tuvo acceso la agencia oficial de noticias Telam, éstos tres últimos “habrían convertido el dinero de fuente ilícita a través de su intercambio por distintos bienes, marco en el cual se contabilizaron un total de 31 rodados de alta gama, tres inmuebles y una embarcación”.

Tras casi dos años de investigación, que incluyó seguimientos y escuchas telefónicas, en la madrugada del viernes último en distintos allanamientos fueron detenidos los cinco miembros de la organización y se secuestraron un total de 369 panes de cocaína hallados en el interior de una camioneta BMW modelo X5.

El vehículo se encontraba en una cochera ubicada en la calle Garay al 2.100 de la localidad de Villa Gobernador Gálvez, lindera al sur con la ciudad de Rosario, dijeron los pesquisas.

Los 369 panes de cocaína con un peso aproximado de 400 kilos estaban envueltos en papel celeste o blanco, los primeros con un sello de corona y los segundos de paloma, que según los peritos de la Policía Federal Argentina (PFA) refieren a la pureza de la sustancia.

Según los voceros judiciales, una vez concluidas las indagatorias que comenzaron a desarrollarse esta mañana, el juez federal de primera instancia, Marcelo Bailaque tendrá 10 días para pronunciarse sobre la acusación formulada por el fiscal Rodríguez.