“Es muy difícil hacer un análisis. Son todas malas”, admitió el defensor de Colón, Paolo Goltz, luego de la derrota en Santa Fe ante Independiente 3-0 en el cierre de la 11ª fecha de la Liga Profesional.

Fue el único jugador sabalero que habló y le costó hacer una reflexión de la pálida noche del Brigadier López: “Arrancamos bien, pero el primer gol nos termina desacomodando. Después, yo tengo la mala suerte en dos rechazos que uno termina en gol de ellos. Pero hay que poner la cara y estoy convencido que tenemos grupo para salir adelante, descontar puntos y tratar de clasificar a una Copa, que sería un objetivo importante”.

“Fue una buena victoria ante Sarmiento la fecha pasada, pero quizás el partido no se dio como pretendíamos. Lo bueno es ganar, porque es más fácil mejorar. Por eso es muy complicado hace un análisis de este partido por cómo termina”, agregó.

En el final, expuso: “El primer gol cambió todo y tuvimos que remarla de atrás. Con nuestra desesperación, ellos aprovecharon los espacios. Tienen jugadores desequilibrantes y rápidos que nos complicaron bastante”.

DEJA UNA RESPUESTA