Un hecho conmocionante sucedió en Agustín Delgado al 1700 a las 21 del jueves. Cinco delincuentes sorprendieron a un vecino que ingresaba el auto a su casa y se metieron con él en un golpe comando.

La situación fue tan violenta que llegaron a apuntarle con un arma en la cabeza a uno de los dos chicos que viven en la casa. Luego ataron al padre de la familia y lo golpearon. Por suerte, no hubo heridos de gravedad.

Minutos después, los delincuentes escaparon en un Volkswagen Gol con cuatro lingotes de oro, 3000 dólares, 30 mil pesos, joyas, una notebook y hasta tres televisores de grandes dimensiones (de entre 42 y 65 pulgadas).

La causa ya es investigada por la fiscal Trosero. Sorprende a todos la impunidad con la que trabajaron los asaltantes, en un horario en el que todavía hay movimiento en Santa Fe.