Ocurrió en el mediodía del martes en un local que se encuentra en calle San Gerónimo al 2100, a metros de la Plaza del Soldado.

Allí, una joven de 24 años contó que ingresó al local y guardó en uno de los lockers para clientes un celular nuevo (aún en su caja) y fue realizar unas compras. Cuando terminó, fue a buscar el celular y no lo encontró más en el lugar en el que lo había dejado.

Según la víctima, el guardia de seguridad le ordenó que deje una bolsa en el casillero y por ese motivo apuntó directamente al empleado de seguridad.

El dueño del comercio, alertado sobre la situación, revisa las imágenes capturadas en las cámaras de seguridad, donde efectivamente se observa cómo el empleado de seguridad sustrae el celular y lo esconde en otro lugar.

La mujer radicó la denuncia en la Comisaría Primera, y agentes policiales se hicieron presentes en el comercio, donde recuperaron el teléfono y notificaron al empleado de 38 años por “Hurto en estado de libertad”.

DEJA UNA RESPUESTA