Ocurrió en la tarde del jueves en una vivienda ubicada en Los Jazmines y Las Moras en Villa California. Allí, un hombre de 53 años denunció que su vecino de 24 que vive en una casa enfrente, se metió a su casa mientras estaba su hijo de 15 años junto a su novia y salió con una bolsa de consorcio debajo del brazo.

Rápidamente, el adolescente constató que dentro de una de las habitaciones no estaba más la caja fuerte que guardaban, sin fijar dentro de un ropero. En la misma había una suma de 1.100 dólares y 105.000 pesos.

La policía fue a la casa del intruso, quien finalmente confesó que el había sido el autor del hecho de robo a su vecino, que lo hizo por encontrarse pasando un mal momento, sintiéndose totalmente arrepentido de lo que había hecho, y que se debió a que es insulina dependiente no estando medicado al momento de lo sucedido, y que días atrás había estado internado en terapia intensiva por su problema de salud, como así también que el dinero se encontraría en su habitación, más precisamente en su ropero, escondido atrás de todo en el fondo y que la caja fuerte la habría arrojado en un terreno descampado.

La policía recuperó la caja fuerte en el lugar indicado, y todo su interior en un sobre de papel color blanco y celeste en el cajón de un ropero del delincuente.

DEJA UNA RESPUESTA