Imagen

Impactante fue el recibimiento que propinó la parcialidad de Rosario Central en el partido de ayer Lunes por la noche cuando el Canalla recibió la visita de Union en el Gigante de Arroyito, partido que terminó igualado 1 a 1 gracias a los tantos de Machuca (U) y Almada (RC).

Así las cosas, y si bien el folklore del fútbol argentino es lo que más se pregona en el deporte, dos situaciones muy dispares se viven dentro de una provincia bajo una misma política emitida por un único Ministerio de Seguridad. A los clubes de la ciudad de Santa Fe no se les está permitido el ingreso de bandera con palos ni el uso de pirotecnia de estruendo dentro del estadio. Asimismo, y en el caso particular del sabalero, le prohibieron en la mayoría de los partidos jugados el ingreso de cualquier tipo de elementos musicales, banderas no mayores a 2×1 y papeles picados para recibir a los jugadores.

Por su contra, en la ciudad de Rosario (a 160 km de la capital provincial) parece no haber ningún tipo de prohibiciones, sino todo lo contrario. En la noche de ayer hubo banderas de todo tipo, elementos musicales y hasta fuegos de artificio dentro y fuera de las mismas cabeceras, por lo que demostró haber un trato totalmente diferente entre los clubes de una misma provincia. Ahora bien, la pregunta que se hace cualquier ciudadano es… ¿Porqué en la capital provincial se encuentra prohibido y en Rosario no?

Así también, en la previa al partido de ayer, la hinchada canalla colocó una bandera detrás del arco que reflejaba la frase “PERMISOS PIDEN LOS GILES” en claro tono altanero e injurioso. Si bien no está del todo claro a quien va dirigido, todo parece indicar que es una chicana de la parcialidad rosarina para con los encargados de brindar seguridad en toda la provincia.

Imagen

Por su parte, Colón hará de local mañana Miércoles desde las 16.30 horas y desde el Ministerio de Seguridad bajaron línea de que las personas que asistan al partido no podrán hacerlo con elementos musicales, cotillón ni banderas mayores a 2×1, por lo que el color en las gradas será menor al que normalmente un hincha imagina. Vale recordar que dicho Ministerio prohibió el ingreso de público local en el último partido que disputó el rojinegro en su estadio.

Aparentemente todas estas medidas buscan brindar más seguridad al hincha genuino que concurre libremente al estadio en busca de alentar a su equipo en un evento deportivo de concurrencia masiva, pero… ¿En la ciudad de Rosario no hay inseguridad ni peligro en el desarrollo del evento?

MIRÁ EL RECIBIMIENTO CANALLA EN LA NOCHE DE AYER