Las latas y otros elementos contundentes que tiraron los torecedores.

En la Serie B de Brasil se vivió un episodio de mucha violencia en el partido que Sport Recife y Vasco da Gama empataban 1 a 1 en el estadio Ilha de Retiro: Raniel, del equipo carioca, empató sobre la hora. Y en el festejo les hizo el Topo Gigio a los hinchas del local. Estos respondieron con violencia: muchos ingresaron al campo, tiraron piedras y otros elementos contundentes contra ellos.

Los jugadores de Vasco debieron correr hacia el vestuario. Los futbolistas de Sport Recife se quedaron unos minutos hasta que el árbitro Raphael Claus anunció que no continuaba el partido.

Una de las escenas más vergonzosas fue la de un hincha del Sport Recife que le pegó una patada a una bombera que estaba caída en el piso.

MIRA EL VIDEO: