La máxima ilusión de Sudamérica tendrá su inicio con la fase de grupos de la Copa Libertadores. Serán 32 equipos en busca de la conquista continental, en el certamen internacional que contará con un total de 54 partidos, seis por cada una de las ocho zonas, que definirán a los 16 mejores que se clasificarán a los octavos de final.

Todos los compromisos serán transmitidos en vivo a través de las diferentes señales de ESPN y Star+. Además, como parte de la cobertura televisiva, Telefé emitirá un partido en cada jornada en el que participe un equipo argentino. Para aquellos que prefieran seguir la acción en línea, las plataformas digitales Flow, DGO y Telecentro Play ofrecerán alternativas para sintonizar ambos canales.

Con excepción de Godoy Cruz, cuya aventura en las fases previas llegó a su fin al caer ante Colo Colo, todos los argentinos clasificados al certamen estarán presentes en la fase de grupos. River Plate, tetracampeón de la máxima cita de la región, será cabeza de serie del Grupo H, mientras que San Lorenzo integrará el complejo Grupo F, donde tendrá rivales de peso como Palmeiras e Independiente del Valle.

Por su parte, Estudiantes de La Plata se medirá en el Grupo C contra el experimentado conjunto de Gremio de Porto Alegre. Además, Rosario Central, recordado semifinalista de la edición del 2001, tendrá su desafío de alto calibre en el Grupo G, donde se destaca el encuentro contra Peñarol. Finalmente, Talleres de Córdoba tendrá una prueba exigente frente al San Pablo en el Grupo B.

El formato de la etapa de grupos implica enfrentamientos de ida y vuelta entre los equipos de cada zona, con un total de seis partidos para cada uno. Los dos líderes de cada grupo avanzarán directamente a los octavos de final, mientras que los terceros clasificarán a un repechaje contra los segundos de la Copa Sudamericana para resolver quiénes continuarán en este segundo certamen en la instancia de los 16 mejores.

Desde entonces, los cruces eliminatorios de ida y vuelta determinarán los finalistas que se disputarán la gloria en el duelo decisivo, programado para el 30 de noviembre en Buenos Aires, aún con escenario a definir.

La Copa Libertadores, cuya historia se remonta a 1960, repartirá 225,9 millones de dólares en 2024, es decir, 18 millones más que los 207,8 desembolsados en la edición de 2023, que coronó a Fluminense. El campeón se llevará 23 millones de dólares, mientras que el subcampeón sumará 7 millones de la moneda estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA