El fútbol está retornando poco a poco a su actividad normal después del coronavirus. Los equipos de Primera División volvieron a los entrenamientos el lunes y junto con eso se reactivó el mercado de pases. En el caso de Unión, Juan Manuel Azonzábal expresó que pedirá un marcador central, un lateral por la izquierda, dos volantes y uno o dos delanteros.

El nuevo técnico del Tatengue no pudo hacerse presente en los primeros entrenamientos de sus jugadores, ya que debe cumplir con una cuarentena de 14 días. Sin embargo, sigue trabajando codo a codo con la dirigencia del club para reforzar el plantel.

Leer más: Agenda deportiva del martes, plagada de NBA

Guillermo “Bebe” Acosta es uno de los primeros futbolistas en sonar fuerte en Unión. El volante actualmente retomó los entrenamientos con Atlético Tucumán. Bebe es del agrado del Vasco, quien lo conoce tras dirigir al Decano, y según se supo el volante estaría muy interesado en la propuesta de Unión. 

Hasta el momento sólo trascendió que Azconzábal llamó al jugador para hacerle saber su interés, pero no hubo ofertas económicas.