Que a la tarde o a la noche. La discusión entre la Liga Profesional de Fútbol y la Provincia de Santa Fe terminó este jueves por la noche, cuando desde Capital Federal cedieron al pedido del gobierno de Omar Perotti y corrieron el horario del clásico.

De esta manera, la Copa de la Liga estableció una nueva programación: el horario de Colón – Unión, que iba a ser a las 17.15, se modificó para las 18. Con ese cambio, también debieron correrse los encuentros de Huracán e Independiente junto al de Lanús y Talleres en la zona 2 del campeonato, donde todavía el Tate tiene mucho por definir.

Si bien la Liga Profesional ya había publicado una programación en la semana, avisaban que podía haber alguna modificación porque seguían negociando con Santa Fe. En el gobierno, querían que cuando el partido se terminara ya hubiese llegado el horario de restricciones (las 20 horas) para que los ganadores del encuentro no puedan salir a celebrar. Finalmente, pudieron torcer el brazo de la organización y Colón – Unión empezará 45 minutos más tarde.