Final de la novela: el funcionario provincial que participó de una fiesta clandestina en el country Aires del Llano fue removido de su cargo. Candioti, quien se desempeñaba como subsecretario de Comercio Exterior, fue noticia nacional luego de que bailara sin distancia social ni barbijo en el cumpleaños de un amigo.

Candioti dependía en cuanto a jerarquía del ministro de la Producción, Daniel Costamagna. Tras el escándalo, había presentado su renuncia, pero en principio no se la habían aceptado. Sin embargo, con el correr de las horas, revisaron su caso y terminaron por sancionarlo dejándolo sin su cargo. El gobernador Omar Perotti decidió aceptarle la dimisión.

Antes de eso, la sanción que iban a imponerle implicaba la reducción a la mitad de su salario por el término de tres meses y la realización de tareas comunitarias por el mismo período de tiempo, a contra turno, y los fines de semana.

DEJA UNA RESPUESTA