Cuando Vicente Pignata fue detenido por la Policía Federal por primera vez, en 2011, tenía un Fiat 147, otro auto de similares características y alquilaba una propiedad en Avenida Freyre al 1900. Lo arrestaron por transportar drogas fraccionadas, pero tras estar preso un mes y medio le dictaron su excarcelación. En 2016, el Tribunal Oral Federal de Santa Fe acordó, en un juicio abreviado, cuatro años de prisión efectiva por el mismo hecho. Nunca cumplió.

Encima, mientras tanto, fue acumulando un capital para nada despreciable: ahora que volvió a ser buscado por la Jusiticia, cuenta con 7 casas en Santa Fe, Colastiné, Santo Tomé y Mendoza; y 13 autos, varios de gama alta.

El juez federal Francisco Miño pidió su captura, en el marco de la causa que investiga el fiscal Walter Rodríguez por lavado de activos. Y también el Tribunal Oral Federal busca su detención para así purgar la condena que el mismo acordó pero que nunca cumplió.

Ver más: Citaron a declarar a Delfino por una causa de narcotráfico

Según publicó el Diario Uno, Pignata habría adquirido a su nombre y de sus testaferros (principalmente de su esposa Elisabeth Yanina Campos y su suegro, Ramón Darío Campos), estos vehículos: un Jeep Wrangler Sport; una Toyota SW4 Titron; una Volkswagen Tiguan; un Peugeot 206; un Peugeot 307; una Kia Soul; una Ranault Master; una Ford Ranger; un Fiat Uno Fire; una Ram 1500; y un Citroën C4 Lounge.

En cuanto a los inmuebles, el de mayor relevancia mediática fue el que le compró al basquetbolista Carlos Delfino, ubicado en el country El Paso y al que la policía allanó en la semana anterior. Además, adquirió dos casas ubicadas en la ciudad de Santa Fe y dos en Colastiné Norte (en la Ruta Provincial Nº 1 y en calle Las Magnolias al 6800). En Santa Rosa de Calcines compró una vivienda ubicada en el Pasaje Dos Ombúes.

Pero la más lujosa, según la Justicia, fue la que compró en 2017 en la localidad de Bowen, en Mendoza. Allí lleva a cabo el “Cultivo de Frutas de Carozo” en campos que en su mayoría se encontraban abandonados, de acuerdo a lo que publicó el Uno.

Con todas esas pistas, ahora intentan dilucidar el paradero del hombre más buscado de Santa Fe, que logró hacer una fortuna en menos de una década, cuando debería haber estado preso.

Allanaron una casa del country El Paso por narcotráfico