Unión comienza a levantar cabeza en la Copa Diego Maradona. El Tatengue rescató un empate ante Rosario Central por 2 a 2 y el martes enfrentará a Lanús en el 15 de Abril. El cruce contra el Granate será de suma importancia para seguir con chances de avanzar en la Fase Complementación.

Uno de los jugadores que resaltó en el partido contra el Canalla fue Javier Cabrera. El contrato del uruguayo termina el 31 de diciembre, pero la dirigencia de Unión tiene intenciones de retenerlo. Para esto las autoridades del Tatengue deberán presentar un pedido especial para que Cabrera pueda terminar el torneo el 10 de enero.

Leer más: Unión: ¿Qué pondrá Azconzábal ante Lanús?

La dirigencia tiene una opción de compra por el 50% del pase del uruguayo, pero no podía afrontar ese gasto. La mitad de la ficha del futbolista vale 500.000 dólares y, aunque en enero entraría el dinero de la venta de Britez a Defensa y Justicia, Unión ya la tendría destina a otra cosa.

Lo que podría suceder sería un nuevo préstamo, pero en este caso todo dependería de Javier Cabrera y su representante. El Tatengue le mejoraría el contrato para poder retenerlo, pero la última palabra la tendría el jugador.