Este mediodía, en la reunión entre los representantes gremiales de los trabajadores de la provincia y los funcionarios, no se llegó al acuerdo salarial pretendido y en consecuencia habrá medidas de fuerzas.

Será el próximo miércoles, durante las 24 horas y sin concurrencia a los lugares de trabajo. Pese a la medida, se mantendrán las guardias mínimas y el funcionamiento de las áreas covid.

En la previa, Jorge Hoffmann, representante de ATE había anticipado que llegaban con la expectativa de  “obtener una oferta razonable” por un aumento “que acompañe los salarios con los índices de inflación”.

También se manifestaron preocupados, ya que “el Gobierno insiste con aplicar sumas fijas no remunerativas, y nosotros no estamos de acuerdo, las rechazamos rotundamente”.