Este viernes cerca de la medianoche, Ariel Alberto Olivera de 23 años recibió dos disparos y fue trasladado por un vecino hasta el hospital Cullen donde los médicos constataron que estaba fallecido. La víctima presentaba un impacto de bala en el tórax y un balazo en la pierna izquierda.
Vecinos que viven en pasaje Cervantes al 4300 del barrio San Lorenzo de la capital santafesina denunciaron a la central de emergencias 911 sobre un grave hecho de sangre que se produjo en la zona.
Al lugar llegaron oficiales y suboficiales de la Subcomisaría 10°, de la Comisaría 2° y de la 2° Inspectoría Zonal junto a sus pares del Comando Radioeléctrico y del Cuerpo Guardia de Infantería que dialogaron con habitantes del barrio y les relataron que un muchacho apareció caminando tambaleante con una cuchilla con un mango blanco tipo carnicero en su mano izquierda y cayó en la vereda.