Este viernes se realizó un histórico operativo mediante el cual la Policía Federal Argentina secuestró casi 400 kilos de cocaína de máxima pureza en el sur provincial. La mercadería se encontraba cargada en una camioneta en los alrededores de Rosario lista para ser transportada.

Durante el operativo, la PFA detuvo a cinco personas oriundas de la localidad de Rosario. Según fuentes policiales, los traficantes tenían la droga “acopiada en un garage, cargada en una camionera y oculta dentro de bolsas de residuos negras”.

Un vocero de la PFA declaró que “al ser de máxima pureza la droga podía estirarse hasta el triple de la cantidad incautada”, con lo cual habría que pensar en un rendimiento de una tonelada y 200 kilos. “Eso, en el mercado, tendría un valor de 10 millones de dólares”, explicó un vocero.

Los investigadores presumen que parte de la droga quedaría en el mercado local, y que el resto seguramente sería transportado al conurbano y la ciudad de Buenos Aires. Además, están casi convencidos de que llegó a la región preveniente de algún país vecino, en un vuelo clandestino, aunque este tema todavía es una parte central de la investigación.

La pesquisa que permitió este resonante secuestro de cocaína comenzó hace más de un año y medio y los operativos de este viernes se realizaron por orden del fiscal federal de Santa Fe, Walter Rodríguez.

La droga estaba separada en 369 panes y entre los dos detenidos la policía sospecha que está el jefe de la organización que la traficaba.