Las autoridades del Ministerio de Salud analizan la posibilidad de que el Líceo Militar General Belgrano se convierta en un gran centro de vacunación para los santafesinos. Asi lo adelantó el ministro de Defensa, Agustín Rossi, en diálogo con LT10.

Además, el funcionario dijo que “en las provincias donde tenemos médicos y médicas, enfermeros y enfermeras militares, nos solicitan que sean vacunadores, y donde tenemos los estamos integrando”.

Rossi enumeró las tareas que llevaron a cabo los integrantes de las Fuerzas Armadas desde el inicio de la pandemia y sostuvo que “es el despliegue militar más importante que ha tenido la Argentina después de la guerra de Malvinas”.

“Por su cobertura geográfica en todo el país y por su permanencia en el tiempo, (porque) empezamos en marzo, llevamos 300 días y nos quedaremos hasta que sea necesario”, añadió.

Reseñó que dividieron el país “en 14 regiones de emergencia, cada una con su comandante, que tiene debajo de él subordinadas todas las fuerzas militares que existen en esa región y articula con los gobernadores, con los intendentes y con el Ministerio de Defensa”.

“En la primera etapa, la de la cuarentena estricta, prevalecieron las tareas de ayuda humanitaria”, añadió, y explicó que también adecuaron “todo el sistema de sanidad”.

“Tenemos hospitales militares en todo el país, instalamos dos hospitales reubicables, hicimos un centro de aislamiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la Fuerza Aérea hizo vuelos de repatriación, los aviones se utilizaron para distribuir insumos, por ejemplo los respiradores”, enumeró.

Luego, dijo que “la Argentina ha tenido una estrategia correcta en el tema de las vacunas” y en lo que respecta a la participación de su área en el operativo de vacunación, puntualizó que Defensa participó “de lo que fue la primera etapa de planificación y ahora, en la ejecución, lo que hacemos es articular con los gobiernos provinciales”.