Con el objetivo de prevenir la sustracción de automotores, autopartes y materiales no ferrosos, como cables y placas de bronce o cobre, la Provincia y la Municipalidad de Santa Fe firmaron un convenio para trabajar de manera conjunta en la inspección de chatarrerías y casas de compra y venta de repuestos del automotor usados. El acuerdo fue rubricado por el ministro de Gobierno e Innovación Pública, Fabián Bastia, y el intendente de la ciudad, Juan Pablo Poletti.

Luego de la actividad, Bastia explicó que “el daño que se causa en el momento que se cometen los delitos es mucho más grave que el valor en sí mismo, por el daño que se le genera a la ciudadanía. Cuando se destruye un transformador, que tiene un valor enorme, deja un barrio sin luz por horas, en el mejor de los casos. Apelamos a que eso se contemple con el accionar de la Justicia”.

En ese sentido, el ministro también solicitó la colaboración de la población: “El Estado provincial y municipal están dando muestras que lo que denuncian no cae en saco roto y estamos dispuestos a dar todas las batallas que sean necesarias para traer tranquilidad y que los delincuentes estén donde corresponde”.

Por su parte, Poletti detalló que “son robos que suceden a la luz del día. El ejemplo más emblemático fue el robo de luminarias del Puente Colgante. Coincidimos con las políticas provinciales que se están dando en este sentido para poder trabajar juntos y desarticular quién compra y que desaparezca este robo hormiga que tanto daño nos hace a los santafesinos”.

Por último, el secretario de Gestión de Registros Provinciales, Matías Figueroa Escauriza, sostuvo que “buscamos controlar a quienes están comprando todos los materiales no ferrosos, que si bien ya estamos trabajando en conjunto hoy formalizamos el convenio de colaboración a quienes nos están robando en la ciudad de Santa Fe. Queremos atacar a quienes roban y a quienes les compran a los ladrones, en un segundo eslabón. También ir a un tercer eslabón, que es quiénes le compran a este comercio intermedio”.

Del acto, realizado en la sede del Palacio Municipal de Santa Fe, participaron también el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Sebastián Mastropaolo; los diputados provinciales, Pablo Farías y José Corral; y la presidenta del Concejo Deliberante de la Ciudad de Santa Fe, Adriana Molina, entre otras autoridades provinciales y locales.

Detalles del acuerdo

Este convenio permite controlar, no sólo la venta ilegal de autopartes, sino también buscar la trazabilidad de los elementos como cables, bronce, cobre, y otros materiales.

En el convenio, Provincia se compromete a realizar tareas de capacitación del personal municipal para lograr una correcta tarea de fiscalización y control en la materia. Además, se realizarán en conjunto tareas de difusión sobre el correcto funcionamiento de los comercios dedicados a estas actividades, y también acerca de los mecanismos de denuncias que existen en Provincia y Municipalidad.

El RE.DE tiene la finalidad de crear condiciones de seguridad jurídica en cuanto a la actividad realizada por los desarmaderos. Se busca así contribuir a una política del Estado tendiente a preservar la fe pública registral y el derecho de propiedad de los usuarios.

En ese sentido, tiene como objetivo controlar, fiscalizar y monitorear a las personas humanas o jurídicas cuya actividad principal, accesoria u ocasional sea desarmar automotores dados de baja y/o comercializar las partes producto de su actividad.

Motos de la Aprad

Además, Provincia cedió en comodato a la Municipalidad de Santa Fe cuatro motos de la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos Patrimoniales (Aprad), para el uso por parte de la Secretaría de Control. Se trata de motos Honda XR 150, Honda XR 250, Honda CG 150 y Yamaha XTZ 250CC.

La Aprad recibe los bienes y efectos que son objeto de secuestro u otras medidas dispuestas en causas judiciales como consecuencia de delitos o contravenciones. En el caso de los vehículos, pueden ser entregados para que sean utilizados por la Policía u otras instituciones públicas, como la municipalidad en esta oportunidad.

En ese sentido, Figueroa Escauriza explicó que “estas cuatro motocicletas para la Secretaría de Control fueron secuestradas a organizaciones criminales de la provincia. Como nos pidió el gobernador Maximiliano Pullaro, estamos aplicando estos bienes a políticas de seguridad. Ya hemos afectado más de 50 móviles para el Ministerio de Seguridad y estamos reforzando con cuatro motocicletas para la Municipalidad de Santa Fe”.