Este sábado Unión debe enfrentar a Tigre por la vuelta de los octavos de final de la Copa de la Superliga. El Tate va ganando 2 a 1, por lo que le alcanza con ganar o empatar para pasar de ronda y meterse entre los ocho mejores de la Copa de la Superliga.

Mucho se habló de este partido por motivos futbolísticos. Es que justo el sábado es la caravana de Colón, por el aniversario. La juntada rojinegra en el Boluevard podría ser multitudinaria, por lo que el hecho de que las dos hinchadas se puedan cruzar preocupaba a todos.

Sin embargo, Superliga le exigió a Unión que juegue igual. Y el Tate estaba dispuesto, aunque podrían haber cometido un error insólito.

La dirigencia no pagó el adicional de la policía, que se abona 72 horas antes. Eso es lo que dice el artículo 6 del decreto reglamentario del “Servicio de Policía Adicional” (Ley N° 6356): “las entidades deben abonar los servicios por adelantado por lo menos con tres días de anticipación al de la fecha en que aquel se efectuara”.

Sin el adicional policial, el partido debería suspenderse. Ahora habrá que ver cuál es la respuesta de Unión, pero el partido podría peligrar.