A causa de la ocupación de casi la totalidad de las camas críticas de Rosario y la alta demanda de los recursos sanitarios en la región, el Ministerio de Salud de Santa Fe ordenó este miércoles la suspensión de las cirugías programadas e internaciones no urgentes en los efectores públicos y privados del sur santafesino.

La medida tiene por fin que el sistema no colapse, abarcando así los departamentos más críticos los cuales son Belgrano, Iriondo, Caseros, San Lorenzo, Rosario, Constitución y General López.

 

DEJA UNA RESPUESTA