Este jueves falleció el hombre que había sido brutalmente atacado en su vivienda ubicada en Alto Verde. La víctima, que tenía quemado el 30% de su cuerpo, agonizó durante 13 días y finalmente falleció en el Hospital Cullen.

Luis Ángel Martínez, de 44 años, había sido violentamente golpeado, amordazado y prendido fuego tras mantener una discusión con “el correntino”, un hombre que se alojaba en su casa.

El intercambio de palabras terminó con una feroz golpiza de parte del “correntino” hacia Luis Ángel Martínez, quien en estado de inconciencia, fue atado a una cama dentro de la vivienda e incendiada intencionalmente.

La víctima fue rescatada por su padre y trasladada con quemaduras hasta el hospital José María Cullen donde finalmente falleció en el día de hoy.

DEJA UNA RESPUESTA