“Pomelo” estuvo analizando a su nuevo equipo junto al ayudante de campo. Se lo pudo ver con campera de cuero y bufanda azul. En varias oportunidades fue haciendo anotaciones de algunas jugadas puntuales.

En el entretiempo, varios plateístas se dieron vuelta para hacerle señas a Marini y éste trataba de entender el mensaje. Los hinchas fueron claros, juntaban las palmas de sus manos como en un rezo y le decían “EL CLÁSICO, POR FAVOR EL CLÁSICO”, lo que provocó una mueca en el rostro del técnico. Apenas terminó el partido, se retiró rápidamente con cara seria, tras la pobre actuación del equipo tatengue.

Cabe recordar, que el D.T fue presentado ante el plantel el día viernes, estuvo recorriendo las instalaciones de Casasol y hoy comandó su primer entrenamiento. El sábado hará su debut ante Atlético de Rafaela en la antesala del encuentro frente a Colón. Le tocará dirigir sus dos primeros compromisos en condición de visitante.