Finalmente llegó el día del cambio de mandos. Alberto Fernández brindó su discurso en el Congreso y fue observado a través de la TV por millones de argentinos. Por su parte, el presidente Mauricio Macri y su Gabinete se despidieron de los empleados de Casa Rosada con un brindis en el Patio de las Palmeras.

El Presidente saliente estuvo acompañado por su mujer Juliana Awada y miembros de su equipo. En unos de los jardines de la Rosada, dio un discurso ante los trabajadores que lo acompañaron durante su mandato y les agradeció por sus tareas en estos cuatro años.

En simultáneo, en las rejas que rodean la Rosada, unos 40 de manifestantes con pancartas de Alberto Fernández y Cristina Kirchner realizaron cánticos contra el presidente saliente. Y lanzaron insultos contra los funcionarios que ingresaban y salían del edificio en la última jornada de la gestión macrista.

“Quiero agradecerles por los cuatro años que compartimos. Siempre me sentí respaldado por ustedes en este edificio con tanta historia y que también fue parte del cambio porque se hicieron un montón de obras. En el segundo piso, en el subsuelo, las cañerías… había problemas por todos lados y los fuimos solucionando”, sostuvo sobre la cuestión edilicia.