El actual presidente de la institución dialogó en la noche de ayer con Radio Sol y se mostró muy enojado y hasta un poco resignado con la actualidad de Franco Calderon y con la forma en la que se manejó para con el club. Afirmó que no tuvo voluntad en extender su contrato y dió a entender que tuvo actitudes en contra de la institución que tuvieron por finalidad inmediata provocar el paso del tiempo para poder quedar en libertad de acción e irse sin dejar rédito económico a Union.

Vale recordar que durante la mini pretemporada que se llevó a cabo en el predio de Casasol, el defensor no entrenó con normalidad y de hecho todo parecía que no iba a continuar en el club, ya que entrenaba a contraturno y separado del planel profesional.

Luego de ello, y de manera sorpresiva, se unió a la par de sus compañeros y comenzó el torneo como titular en el equipo de Gonzalez. Nunca se aclaró su situación, y lo único que se supo es que había diferencias contractuales.

Lo cierto es que en Diciembre de este año se vence el contrato de Franco con la institución y quedará libre para poder fichar con otro club.

“El pibe siempre ha puesto trabas para extender el contrato”,disparó el presidente y reveló que“se le ofreció ser el jugador mejor pago del plantel. Llegó el caso a una situación de que no se pudo nunca concretar un contrato extensivo a pesar de que se le ofreció ser el jugador mejor pago del plantel”, dijo Spahn.

Luego de estas explosivas declaraciones se abrió el debate de si el jugador debería seguir jugando como titular en el equipo, o bien debían apartarlo del plantel profesional hasta que finalice su contrato.