Los árbitros de la Liga Santafesina, en la que compiten Colón y Unión, no estarán en los partidos programados del próximo fin de semana, debido a algunos atrasos en el pago de los aranceles y a hechos de violencia que se registraron en categorías infantiles y seniors.

La decisión dispuesta por el Colegio de Árbitros de la Liga Santafesina se fundamenta en la falta de cobro de más de la mitad de los aranceles correspondientes al fin de semana y la “preocupación” por “distintos hechos de violencia” ocurridos en la última fecha.

“Esta semana se disputaron la fecha 15 de Primera A, fecha doble de la Primera B, inferiores mayores, menores e infantiles, seniors y futsal, y más del 50% del plantel arbitral no percibió sus aranceles, acarreando con ello un sinfín de inconvenientes para hacer frente a distintos compromisos asumidos”, indicó un comunicado de la entidad.

El Colegio de Árbitros refirió además “los distintos hechos de violencia ocurridos el fin de semana, además del incidente que tomó notoriedad periodística, como fue una gresca generalizada por dos equipos de inferiores”.

“También sufrimos la agresión física de un árbitro asistente en la categoría seniors, más los distintos acontecimientos violentos que soportan los colegiados semana tras semana (escupitajos, amenazas de muerte, agresiones con proyectiles)”, añade el texto.

Ante esa situación, la entidad arbitral solicitó “que en el transcurso de la semana se abone la totalidad de lo adeudado”, y que se garantice “la seguridad tanto de árbitros como de todos los que concurren a un estadio de liga”.

“Este fin de semana el plantel arbitral se verá afectado a realizar mantenimiento del predio de la Liga Santafesina, donde se realizarán trabajos de pintura”, concluye el escrito.

DEJA UNA RESPUESTA