El martes por la tarde, dueños de gimnasios se manifestaron en Santo Tomé para pedir que los dejen abrir y trabajar.

Cabe recordar, que el último decreto provincial estableció un retroceso de fase en las ciudades de Santa Fe y Santo Tomé para frenar la curva de contagios de coronavirus. Una de las medidas que figura en este decreto es el cierre por 14 días de los gimnasios, actividad que ya había permanecido vedada durante varios meses en el inicio de la cuarentena.

Alejandra “Locomotora” Olivera no sólo es una reconocida boxeadora, sino que adoptó a Santo Tomé como su ciudad e instaló un gimnasio donde enseña su deporte.

Este martes participó de la movilización en Avenida 7 de Marzo y declaró: “no hay ningún caso en ningún gimnasio de Santa Fe (…) necesitamos trabajar, hemos salvado vidas, los sacamos de la droga, del alcohol, del cigarrillo, los hacemos adelgazar”.

En la misma línea de su pensamiento, Olivera dijo que “ningún virus entra en un cuerpo con las defensas altas, yo hace 20 años que no tengo una gripe. Con gimnasia, un poquito de entrenamiento, la gente está sana, física y mentalmente”.

Por último, y firme a su forma de expresarse aseguró que esta es una situación injusta, y que “la salud se encuentra en los lugares donde uno entrena, ¿a qué vamos a los gimnasios? a buscar salud. Les pedimos que reflexionen y nos dejen abrir, porque ahí está la vacuna contra el coronavirus”.

DEJA UNA RESPUESTA