De acuerdo con los datos que brinda el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET) en su informe, febrero tuvo una inflación del 1,7%. Este valor sería el más bajo desde noviembre de 2017.

El organismo detalla que los precios estuvieron motorizados por “Alimentos y bebidas”, que treparon 3,3%, de la mano de estacionales como las frutas y las verduras, que subieron respectivamente 12,3% y 11%.

En segundo lugar, el renglón “Transporte y comunicaciones” mostró un encarecimiento de 2,3%, atribuible a alzas en autos cero kilómetro, aceites lubricantes y cubiertas. En tercer orden, “Vivienda y sus servicios” presentó un alza promedio del 1,9%, debido a los alquileres (los servicios públicos estuvieron congelados en febrero, al igual que en los últimos meses).

Por debajo del nivel general se sitúa “Equipamiento y mantenimiento del hogar” (1,4%), impulsado por subas puntuales en ciertos electrodomésticos y también en algunos productos de limpieza (jabón blanco). “Salud” tuvo un alza de 1%, en un mes en donde no hubo incrementos en prepagas pero sí en algunos medicamentos. “Otros bienes y servicios” también subió 1%, destacándose algunos aumentos moderados en máquinas de afeitar y desodorantes.

Además, “Indumentaria y calzado” y “Educación” treparon por debajo del 1%: vale destacar que este último rubro meterá presión a la inflación de marzo, cuando se actualicen las cuotas de los colegios. Por último, “Esparcimiento” registró una baja del 4%, en vista de la caída de los precios de hotelería tras el pico de la temporada alta en enero.