Joe Biden se convirtió finalmente este miércoles en el nuevo presidente de los Estados Unidos de América. En medio de una ceremonia marcada por la ausencia de Donald Trump; un Capitolio sin público y una serie de estrictas medidas, asumió juntó la vicepresidenta Kamala Harris.

Otro de los momentos destacados fue el himno de los Estados Unidos cantado por Lady Gaga, tras el cual llegó el momento más esperado.

Biden sostuvo las palabras protocolares: “Juro que ejerceré fielmente el cargo de Presidente de los Estados Unidos (…) y defenderé la Constitución”.

Luego, comenzó su discurso: “Este es el día de Estados Unidos, este es el día de la democracia. Estados Unidos ha sido probada y ha superado este desafío de transitar esto con paz”. Además, agregó: “El pueblo se ha hecho escuchar y su voluntad ha sido respetada. La democracia ha prevalecido. En este terreno sagrado donde hace algunos días la violencia sacudió los fundamentos del Capitolio, vemos que podemos seguir con la transferencia pacífica como lo hemos hecho durante más de dos siglos”.

“Agradezco a mis predecesores de mi partido, que están aquí, sé sobre la resiliencia de nuestra Constitución y la fortaleza de nuestra Nación”.

“Buscamos una unión más perfecta, hemos logrado mucho pero todavía tenemos que ir mucho más lejos. Hay mucho que restaurar y mucho que reestablecer, pero también mucho que ganar. Pocos gobiernos han encontrado más dificultades como las que encontramos nosotros en estos momentos, un virus que ha azotado miles de vidas, puestos de trabajo, comercios cerrados”, señaló.

En referencia a los últimos hechos de violencia que se registraron en el Capitolio, Biden dijo: “Este es el grito de supervivencia, porque el supremacismo blanco al que debemos enfrentar y al que vamos a vencer, ya hizo mucho daño. Acá estamos para ponerle fin“.

Además, y en referencia a la asunción de Kamala Harris aseguró que “el hecho de tener una primera vicepresidenta mujer marca un nuevo comienzo respecto del respeto por la figura de la mujer en nuestro país”.