Los feligreses de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de la localidad de San José del Rincón realizan la venta de un bono contribución con el fin de para recaudar dinero para  poner rejas en toda la iglesia por una seguidilla de robos.

En los últimos tres meses, el lugar fue robado tres veces. En la primera se llevaron comida, todo lo que había en los freezer y un ventilador.

Después se hicieron de  la bomba centrífuga, una cortadora de césped, prolongadores de 15 y 20 metros de largo, algunas herramientas y dos garrafas.

Finalmente, el día de las elecciones, se llevaron un anafe de dos hornallas, un tablón y rompieron una puerta.
Ante esta situación, y siendo que el párroco tiene 83 años, decidieron poner rejas en los lugares por los que fueron accediendo los delincuentes.