El MPA imputó esta mañana a dos hombres a los que investiga por los delitos cometidos el martes 5 de abril en inmediaciones del Club Atlético Colón antes del partido de fútbol que disputaron el equipo santafesino y Peñarol de Montevideo (Uruguay). La atribución delictiva realizada por la Fiscalía fue no sólo por los ilícitos ocurridos antes del encuentro deportivo, sino también porque las dos personas son investigadas por ser parte de una asociación ilícita que cometía delitos en la capital provincial y alrededores.

Los imputados son WNF de 30 años y LJC de 30.

Además, a otros dos hombres –MES de 25 años y CDG de 43– también se les atribuyó ser parte de la misma organización criminal.

La audiencia fue ante el juez de la Investigación Penal Preparatoria (IPP), Pablo Busaniche. De acuerdo con lo resuelto hoy, las medidas cautelares se debatirán el próximo miércoles en horario a confirmar por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ).

La Fiscalía adelantó que solicitará la prisión preventiva de los cuatro hombres investigados.

Organización criminal

El MPA expuso en la audiencia que los cuatro hombres investigados son parte de una asociación ilícita que tiene carácter permanente, estable y organizada desde el primer semestre de 2019. Asimismo, se sostuvo que la organización criminal cometía distintos tipos de delitos, y que algunos de sus miembros forman parte de la facción simpatizante del club Colón denominada y conocida popularmente como “La Negrada”.

De acuerdo con lo señalado por la Fiscalía en la audiencia, a los imputados de iniciales CDG y LJC se les atribuyó ser organizadores de la asociación ilícita, mientras que a los otros dos –de iniciales WNF y MES– se les endilgó ser miembros de la banda delictiva.

Por otra parte, la Fiscalía le endilgó a LJC y a WNF ser coautores del delito de incitación a la violencia colectiva y atentado contra la autoridad agravado.

Por último, CDG y MES también fueron imputados porque en los allanamientos que se realizaron en sus respectivas viviendas cuando fueron detenidos, tenían armas de fuego sin la debida autorización.

Antes del partido

Al momento de realizar la imputación delictiva a dos de los cuatro hombres investigados, la Fiscalía brindó precisiones acerca de lo ocurrido en inmediaciones del club Colón el día del partido de fútbol que disputó la institución local ante Peñarol por la Copa Libertadores de América. En tal sentido, la atribución consistió en dos figuras penales: incitación a la violencia colectiva y atentado contra la autoridad agravado.

Tal como se expresó en la audiencia, el accionar ilícito consistió en haber protagonizado una serie de acciones que implicaron la difusión indiscriminada del llamado al uso de violencia e incitación a un conjunto indeterminado de simpatizantes de Colón que –sin contar con las entradas correspondientes– pretendieron ingresar por la fuerza al estadio. En tal sentido, se remarcó que en el marco de esa incitación, momentos antes del inicio del partido de fútbol se provocaron disturbios, daños y tres personas resultaron heridas por disparos de armas de fuego.

También se les endilgó haber arrojado baldosas y elementos contundentes contra el personal policial, con el fin de desarticular la barrera de protección de ingreso al estadio de Colón con el propósito de ingresar al estadio de manera no permitida.

Calificación penal

El MPA atribuyó a CDG el delito de asociación ilícita en carácter de organizador y la autoría de tenencia de arma de fuego de uso civil. Por su parte, a LJC también se le atribuyó ser organizador de la asociación ilícita, además de la coautoría de incitación a la violencia colectiva y atentado contra la autoridad agravado (por poner manos en la autoridad)

Por su parte, a WNF se le endilgó ser miembro de la asociación ilícita y la coautoría de incitación a la violencia colectiva y atentado contra la autoridad agravado (por poner manos en la autoridad)

Finalmente, MES fue imputado por ser miembro de la organización criminal y por la tenencia de un arma de fuego de guerra.

Prófugos

Al referir a los integrantes de la asociación ilícita investigada, el MPA recordó en la audiencia que hay tres personas que están prófugas y sobre las que pesan pedidos de detención. Sus iniciales son MC; LC y BR.