Con el retraso del fútbol, muchos clubes aprovecharon para seguir buscando y pensar detenidamente si traer o no algunos jugadores más. Este es el caso de Lanús, que hizo público su interés por el defensor que milita en el equipo de Juan Pablo Pumpido.

Luego de la práctica realizada el día de ayer, Rolando reconoció que está al tanto de la situación: “hay un interés de parte de Lanús. Hay que esperar y ver que pasa”. Aunque agregó: “ojalá que se dé para que me sirva a mi y le sirva al club”.

Si el paraguayo partiera a Buenos Aires le quedaría un buen dinero a Unión que podría usar para adquirir otro jugador o subsanar deudas. Sin embargo, García Guerreño se convirtió en un central fundamental en la defensa del equipo y si los dirigentes lo venden le complicarían el once a Pumpido.