Juan Domingo Pagura, de 72 años, jubilado como trabajador de Vialidad Nacional, fue a retirar dinero al cajero del Banco de Santa Fe ubicado frente de la Unidad Regional IX de Reconquista. Como había 15 personas antes que él, una inspectora del parquímetro se le acercó y le dijo que no debía hacer fila, ya que él es persona de riesgo. Lo hizo pasar directamente al cajero, donde entró con él. Cuando puso su clave, ella le dijo que había puesto un número más: retiró dinero con su tarjeta y también con la de su esposa. No pudo imaginar que le había cambiado la tarjeta y que ya había tomado cuenta del PIN cuando le hizo repetir la maniobra.

Esa noticia, que fue publicada por el medio Reconquista Hoy, fue relatada por Alejandro Fantino en su programa de América.

Sucedió el viernes 3 de julio. Y todo terminó con la detención de Vanina Gisela Oliva, 43, viuda, empleada municipal de Reconquista por estafas reiteradas en perjuicio de jubilados a los que se ofrecía a asistir en el cajero del Banco de Santa Fe, donde operaba con la casaca que la identificaba como empleada municipal.

Esa misma noche que Juan Domingo supo que lo habían estafado, pensó en volver al cajero, pero era muy tarde y lo dejó para el día siguiente. Cuando lo hizo, advirtió que habían sacado un crédito a su nombre por $100.000.

Fue a la oficina de Parquímetros de la Municipalidad, donde contó que lo habían estafado y en la foto de un celular reconoció a la autora, que efectivamente pertenece al staff. Realizó la denuncia que terminó con la detención de la inspectora.