El Ministerio de Transporte de la Nación resolvió este viernes ampliar el saldo negativo para operar con la tarjeta SUBE. La información fue publicada en el Boletín Oficial.

En detalle, el saldo negativo permitido de las tarjetas para abonar el transporte público será, a partir de la segunda semana de agosto, 30 pesos.

“Establécese un crédito de recarga instantánea para las tarjetas Sube equivalente a tres veces el valor del boleto mínimo establecido para el Servicio de Transporte Público por Automotor de Pasajeros Urbano y Suburbano de Jurisdicción Nacional, cada vez que no cuente con saldo disponible para su utilización”,  dice la Resolución 114/2018.

Al mismo tiempo, la mencionada resolución explica en uno de sus considerandos que Nación Servicios SA, empresa que administra el sistema de la tarjeta, requirió un aumento de los plásticos teniendo en cuenta la “evolución del tipo de cambio, los ajustes salariales y el incremento del valor de los insumos”.

Así las cosas, se determinó que el nuevo valor para tramitar la tarjeta -tanto por primera vez como por reposición- será del equivalente a cinco boletos mínimos de colectivo de jurisdicción nacional, es decir 50 pesos.