El Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, de forma conjunta con equipos municipales, realizaron durante el fin de semana más de 30 inspecciones en simultáneo en las ciudades de Santa Fe y Rosario en el marco de las acciones de control que está llevando adelante el gobierno provincial en lo que respecta a la implementación de los protocolos establecidos para la actividad de bares y restaurantes.

El Ministerio de Trabajo verificó el cumplimiento de los protocolos sanitarios respecto de los trabajadores en relación de dependencia y de las normas de distanciamiento social y cantidad máxima de comensales permitidos al mismo tiempo dentro de un local, denominada técnicamente “aforo”.

Al respecto, el ministro de la cartera laboral, Juan Manuel Pusineri, destacó la capacidad de los distintos niveles del estado para actuar articuladamente cuando se tiene un objetivo claro: “Nos hemos puesto como meta cuidar la salud de los santafesinos protegiendo la actividad económica, es por ello que los operativos continuarán durante todo el fin de semana de manera sistemática. Vamos a ser muy estrictos y no descartamos apelar a la clausura de locales en aquellos casos en que consideremos necesario.”

En Santa Fe las inspecciones se organizaron en conjunto con la Municipalidad.

Respecto de la situación en el exterior de los bares, también se verificó un alto grado de cumplimiento de los protocolos sanitarios por parte de los comensales y en los casos en que se encontraron grupos de personas reunidos que excedían el máximo permitido se los intimó a los propietarios a reubicar las mesas, lo cual fue cumplimentado de forma inmediata y sin que se genere ningún inconveniente.