Este lunes, minutos después de las 13hs, comenzó un operativo para desmantelar la manga que unía el hospital Cullen con el de campaña.

Este fue instalado hace poco más de seis meses  para dar alivio al Cullen producto de la gran demanda por la segunda ola del coronavirus. El mismo tenía capacidad para 30 camas y estaba destinado para las patologías no covid.

Pero el nuevo hospital necesitaba de una conexión segura que posibilitara el ir y venir entre ambos hospitales. Para eso se montó una manga que interrumpió la circulación por Avenida Freyre todo este tiempo, e implicó la necesidad de reformular paradas y recorridos de colectivos.

Sin embargo, esta tarde, la misma fue desmantelada -ante la baja de casos en la ciudad, y en el hospital en particular- y se abre nuevamente el paso a las líneas de colectivo urbano que circulaban por esa arteria, y los comerciantes de la zona, que venían reclamando por la baja en las ventas, tendrán mayor circulación de gente para el consumo.

Las líneas 14 y 16 retomarán el recorrido habitual a partir del miércoles.