Los Nuggets perdían ante Utah Jazz por 3-1 en los cuartos de final y revirtieron la serie para ganarla por 4-3, y repitieron la hazaña al superar a Los Angeles Clippers, logrando el pase a la final en donde jugará ante el gran favorito, Los Angeles Lakers del astro LeBron James.

Denver Nuggets, con dos estrellas en pleno fulgor como el serbio Nikola Jokic y Jamal Murray, y una formidable labor de equipo, eliminaron a los Clippers con una paliza en el séptimo y definitivo partido.

El equipo del estado de Colorado marcó diferencias y se impuso con una autoridad inesperada a un rival cada vez más impotente que perdió una ocasión única de clasificarse por primera vez en su historia para la final de Conferencia.

Denver remontó la serie tras levantar 16 puntos de desventaja en ese quinto encuentro, 19 en el sexto y 12 en el séptimo, en base a buen juego y mucho coraje.

Murray culminó con 40 puntos con 9-13 en dobles, 6-13 en triples y 4-4 en libres, mientras que Jokic aportó 16 tantos, con 5-13 en dobles y 6-6 en libres, un goleo bajo, pero sobresalió con 22 rebotes y 13 asistencias.

Los Clippers llegaron a dominar por 12 puntos en la primera parte, pero los Nuggets, ya antes del descanso, redujeron la brecha en el marcador a la mínima expresión.

En el inicio de la segunda parte, los triples de Jerami Grant, Paul Millsap y Murray pusieron por delante a Denver ante un equipo angelino con un Kawhi Leonard, desacertado como pocas veces, con 6 aciertos en 22 tiros de campo, sumando 14 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias

Tampoco Paul George salió al rescate de Clippers y se quedó en 10 puntos y 4 rebotes, con 2-5 en triples y 2-11 en dobles.

Nuggets, dirigidos por Mike Malone, nunca jugaron una final de la NBA y se clasifican por sexta ocasión para las finales de la Conferencia, la última vez en 2009 con George Karl como entrenador y con un equipo en el que destacaban Carmelo Anthony, Billups, Kenyon Martin, Nene Hilario y JR Smith.

Más temprano, Miami Heat se adelantó en el primer duelo ante Boston Celtics por 117-114, en tiempo suplementario, por la final de la Conferencia Este.

Primero, los dirigidos por el DT Erik Spoelstra remontaron una desventaja de 12 tantos en el último cuarto y consiguieron llevar el encuentro a la prórroga, tras un empate en 106, en el período regular.

El base esloveno Goran Dragic, con un saldo de 29 puntos (8-13 en dobles, 3-6 en triples, 4-4 en libres), 7 rebotes y 4 asistencias, resultó una de las grandes figuras del quinteto ganador.

En los Celtics, en tanto, el alero Jayson Tatum contribuyó con 30 puntos (6-12 en dobles, 4-12 en triples, 6-6 en libres), 14 rebotes y 5 pases gol.

DEJA UNA RESPUESTA