Cómo son los sepelios en Santa Fe, en época de cuarentena

Marcelo Furlotti, titular de la Asociación de Empresas de Servicios Fúnebres de la provincia, reveló las medidas que deben tomar para evitar la propagación del coronavirus.

La cuarentena total modifica todos los usos y costumbres de los argentinos. Incluso los sepelios, que por estos momentos no pueden hacerse de manera normal. “Nosotros nos estamos manejando a nivel provincial bajo el decreto de necesidad y urgencia, donde en el artículo 6, inciso 7 habla de la prohibición de la reunión de personas”, explicó el titular de la Asociación de Empresas de Servicios Fúnebres de Santa Fe, Marcelo Furlotti.

“Las empresas están abiertas en un horario normal, las 24 horas. Pero no hacemos el velatorio, para hacer caso a la ley. Incluso hacemos el traslado al cementerio con el coche fúnebre, pero sin los coches de acompañamiento para la familia, ya que cuatro o cinco personas no pueden ir juntas”, contó Furlotti en una entrevista con el programa Primera Mañana, de LT9.

Luego, el director de la asociación, contó: “Tampoco en el Cementerio aceptan mucha gente gunta, está muy reducido también. Y nosotros tenemos que pensar en nuestro personal y en la gente que tuvo contacto con el fallecido”.

Marcelo Furlotti, presidente de la Asociación de Empresas Fúnebres de Santa Fe

El sábado por la mañana, miembros de la comisión directiva estuvieron reunidos en Rosario con gente del Ministerio de Salud. “Ellos nos pidieron absoluta seriedad en el tema. Se han explayado en las formas en la que exigen a los sanatorios y hospitales, entregar los cadáveres en bolsas higienizadas, de modo de que el contacto sea el mínimo. Esas bolsas las provee el ministerio a los nosocomios. Nosotros hacemos otra higienización con un rociador para que no haya ningún tipo de virus. Tenemos mucho cuidado hasta con los elementos que usamos”, completó Furlotti.

Sobre el reclamo que tenían las empresas funerarias con IAPOS, para que aumenten el valor del servicio, el directivo de la Asociación aseguró: “Ha quedado en un segundo plano. Nos sentaremos a charlar cuando el gobierno tenga disponibilidad de tiempo”.

Por último, Furlotti pidió que sus proveedores estén exceptuados también para circular. “Necesitamos que puedan viajar con los ataúdes, porque el stock de cada una de las empresas se va terminando. Y es difícil viajar nosotros para buscarlo”.


DEJA UNA RESPUESTA