En pleno receso por vacaciones, el club Colón no tiene respiro y sigue en la búsqueda de un entrenador para el plantel superior del fútbol. “Cuando arranquen los entrenamientos a fines de noviembre o principios de diciembre, los jugadores tendrán al nuevo entrenador” afirmó días atrás en una nota periodística el presidente de la institución José Vignatti.

Lo cierto es que desde la dirigencia barajaron pocas opciones. Al máximo directivo se le puso la idea del Ruso Zielinski en la cabeza y fue el propio técnico quien hizo que la misma se vaya agotando, ya que tenía infinitas pretensiones que hacían muy elevado el monto desde lo económico durante toda su estadía en Santa Fe.

Claro está que la ficha número uno fue siempre el gran Eduardo Domínguez, pero el director técnico campeón con el sabalero agradeció el contacto y dijo que no era el momento para su vuelta, estaría analizando ofertas del exterior.

Así fue que empezaron a buscar por otros lados (Gorosito, Tévez) pero sabiendo siempre que la solución estaba dentro de la casa. Marcelo Saralegui siguió de cerca todo lo que ocurría con la búsqueda, y en ningún momento se le cruzó por la cabeza agotarse de la situación y “pegar el portazo”, sino todo lo contrario, aguardó a que lo llamen y no dudó un segundo en viajar nuevamente a la ciudad para firmar los papeles correspondientes.

En el día de ayer por la tarde, los máximos dirigentes rojinegros se reunieron con fines de cerrar el tema entrenador para que el mismo pueda comenzar a delinear la pretemporada y comience a solicitar jugadores para reforzar el plantel. Así fue que de la misma habrían acordado la continuidad del uruguayo Marcelo Saralegui, quién – reiteramos – viajó a la ciudad para estar cerca de los mencionados directivos y así lograr firmar un contrato con la institución que será de un año.

Por todo lo expuesto, y de no mediar ningún cambio de último momento, el charrúa Saralegui seguirá comandando técnicamente al equipo de primera división y eso sí, intentarán sumar gente de experiencia a su cuerpo técnico, por lo que no se descarta que alguna persona ajena al entorno del entrenador se adhiera a sus ideas para dirigir al primer equipo de Colón.