Tres casos positivos de coronavirus que pueden llegar a ser de la variante Delta por el lugar de procedencia de los infectados, encendió las alarmas en Santo Tomé, en concreto en uno de los barrios privados a la vera de la Autopista y cuya jurisdicción es santotomesina.

Al respecto, la intendente Daniela Qüesta informó esta mañana que “estamos ocupados y trabajando en conjunto con el Ministerio de Salud de la Provincia para llevar adelante todas las medidas preventivas a nuestro alcance”.

“El objetivo es que la propagación de esta variante se demore lo máximo posible, para permitir el avance de la campaña de vacunación y que estemos mejor preparados”, señaló la mandataria.

Cabe recordar que este lunes el Ministerio de Salud notificó que los casos sospechosos corresponden a tres jóvenes que residen en un barrio privado y que volvieron desde Estados Unidos. Las muestras fueron enviadas al instituto Malbrán y se esperan los resultados definitivos para confirmar si se trata de esa cepa.

“Se trata de un grupo familiar que, luego de viajar, se hizo los análisis en el aeropuerto de Ezeiza con resultado negativo. No obstante, debían permanecer aislados y realizarse un nuevo análisis al séptimo día, en el cual dieron positivo a pesar de no presentar síntomas”, detalló Qüesta.

La intendente relató que “una de las personas que llegó contagiada desde el exterior participó luego de una reunión social, por lo que fue necesario aislar por precaución a otros a 21 pacientes”.

Sobre las medidas preventivas, la intendente manifestó que “estamos trabajando bajo la presunción de que que los casos corresponden a la variante Delta porque las personas llegaron desde los Estados Unidos, donde el 90% de los casos corresponden a esa cepa”.

“Bajo este criterio, estamos extremando las medidas preventivas por lo que esta tarde se desplegará un operativo del Plan Detectar en el barrio, para que cualquier vecina o vecino que tenga alguna duda pueda hacerse el hisopado”, completó Daniela Qüesta.

DEJA UNA RESPUESTA